Comunidades étnicas violentas y extremistas

El tema de la immigracion esta cada dia en las portadas de los periodicos. Aqui os dejamos un articulos de interes sobre el mismo del periodista y escritor Mariano Cabrero Bárcena, http://pedrocruel.blogspot.com/

Comunidades étnicas violentas y extremistas

Uno cree que la que la sociedad humana se divide en escalas o grupos: el individuo, la familia, el pueblo, la comarca, nacionalidad-autonómica, Europa, el mundo…Todas las escalas-identidades-son perfectamente complementarias y perteneciendo a la primera formamos parte formamos parte de la última. Si poseemos la identidad valenciana no supone desposeer la española, y viceversa. (Esto es aplicable a Europa y al mundo entero.) Porque uno admite la convivencia de distintas culturas, y esto a nivel mundial, dentro de las sociedades democráticas que respeten a éstas-las que cada pueblo traiga consigo mismo cuando emigra a otros países-. No obstante, los inmigrantes se regirán por las leyes del país a donde emigran, integrarse plenamente como personas de hecho y derecho-sin han de vivir para el resto de sus días en los países que les acogen-, practicando sus propias religiones y respetando las de los demás. Es decir: fomentar una convivencia pacífica entre todos. Y es que el multiculturalismo pretende dividir a los grupos de gentes en guetos estancos-con separación cultural, psicológica y física-, para que de esta manera permanezcan aislados y controlados: sus religiones, sus culturas, sus costumbres…permanecen inalterables, pero evidente es, y lo manifiesto plenamente convencido, que este proceder nos conduce a crear unas comunidades étnicas violentas y extremistas, que darán al traste con la CE y el resto del mundo.

La inmigración hemos de considerarla, en cierto modo, como una riqueza multicultural, si ha de producirse un mestizaje en toda regla. (Cada persona tiene un ideario político distinto, pero estoy convencido que las ideas políticas de un hombre son sus hechos.) La no tolerancia del multiculturalismo-por parte de la extrema derecha europea-, no puede atribuirse a la xenofobia, al racismo…, sino más bien a la intolerancia congénita que albergan ciertas personas en el interior de sus corazones, degenerando más tarde en expulsiones que muchas veces no están justificadas-exceptuado a los terroristas árabes e integristas, que con sus atentados castigaron a Londres y a Madrid (julio del 2005 y marzo del 2004, respectivamente)-. Si muchas veces permitimos la marginación de la mujer, sin duda, estamos cometiendo un acto de claudicación y abandono hacia las “hijas de Eva”, sin reconsiderar que vivimos en este valle de lágrimas gracias a ellas.

La Unión Europea debió de canalizar la cultura democrática de todos los que formamos parte de ella, y conseguir respeto y comprensión para aquellos que, contra su voluntad, necesitaban abandonar sus naciones de origen en busca de un nivel de vida mejor, en busca de un trabajo, en busca de un tiempo perdido…pasando hambres y miserias difíciles de conllevar. L. Tolstoi (novelista) manifestó “que la condición esencial para la felicidad del ser humano es el trabajo”. Debemos comprender que los emigrantes son seres necesitados y que, una vez conseguidos los dineros necesarios, regresarán a sus países de origen, pues aman la tierra donde han nacido. El enigma de la inmigración es muy probable que vaya a más. Uno piensa que no tiene solución fácil en el juego de la política democrática, tal y como lo entendemos hoy en día. Es un asunto que se presta a la demagogia y al apasionamiento. Hace surgir los nacionalismos exacerbados e intransigentes, los cuales programan y conducen a las personas a conductas llenas de odio y desprecio al extranjero. Quiera que Dios inspire los cerebros de ciertos políticos que, sin ningún tipo de escrúpulos, se llenan sus bolsillos con los cuartos-por dineros-, que se generan con la “hambruna” de la mayoría.

Esa segregación, esa separación, ese aislamiento…fueron los causantes, en cierta modo, de la formación de grupos extremistas e integristas árabes que causaron miles de muertos, e hicieron tambalear los servicios policiales europeos. Cierto es también que, ante las actuaciones de terroristas suicidas-que se inmolan y llevando arrolladas a sus cinturas una franja de bombas dispuestas a explotar-, poco o nada se puede hacer. Pero es indudablemente cierto, que sí se pudieron y se pueden hacer (por llevar a la práctica) seguimientos y vigilancias preventivas, que siempre dieron resultados maravillosos en la detención de delincuentes comunes. Faltó, dicho sea de paso, coordinación y transmisión puntual de informaciones policiales por mediación de los Servicios de Inteligencia de los respectivos países, así como de la _INTERPOL l. Esta es mi impresión particular, puedo estar equivocado, pero… ¡Doctores tiene la Santa Madre Iglesia!

Es curioso que los jóvenes musulmanes británicos colocan por delante su identidad religiosa, y luego, si acaso, dicen ser de nacionalidad inglesa .Y esto ha sido como consecuencia del multiculturalismo mal interpretado por el Ejecutivo del señor Blair, que ha fomentado el que se radicalizasen las nuevas generaciones de musulmanes en el Reino Unido: crecidos y nacido en esta última nación. Porque no se puede ni se debe fomentar ideas y pensamientos que tiendan a balcanizar a personas y comunidades por el mero hecho de ser de distinta raza o proceder de diferentes origines. Si nos fijamos en Francia, como espejo reflectante, vemos que su política a seguir tocante a lo inmigrantes-nacidos ya en territorio francés-, fue distinta a la empleada en Inglanterra. En Francia se estableció un sistema de integración monocultural, y si se le preguntaba a un musulmán por su identidad, contestaba que deseaba ser francés ante todo. Y esto pasó porque deseaban, como es lógico, beneficiarse de las prebendas, ayudas a la maternidad, seguridad social, estabilidad en el trabajo…, de las que ya gozaban los propios franceses. Pensemos también que la guerra de Irak-promovida y fomentada por el señor Bush, presidente de EE.UU. -, y el conflicto entre Palestina e Israel (en aludido conflicto se lavan las manos EE.UU. y la OTAN) son pilares fundamentales donde se apoyan las juventudes musulmanas europeas para radicalizarse, de formas y maneras recalcitrantes.


*Mariano Cabrero Bárcena es escritor
(Copyright)

Sobre el Autor:

Mariano Cabrero Bárcena Madrid, 08-11-1938 Casado, dos hijos y residente en La Coruña (España) Escritor, poeta y ensayista Funcionario de La Administración del Estado/ Escala Superior, jubilado Obras: -Periodismo: ¡Difícil profesión!,1995 -Mi compromiso con el periodismo, 1998 -Reminiscencias de mi juventud, poemas, 1994 -Miscelánea de muertes, sueños y recuerdos, poemas, 1995 -La realidad de mis silencios, poemas, 1997 -La travesía de la vida, poemas, 2001