Las TIC, el futuro de las ONGs

 ‘Reach out of Kenia’ (Tiende la mano a Kenia) es el grupo que Amnistía Internacional (AI) ha creado en Facebook con la intención de presionar al Gobierno keniano entrante para que cumpla sus promesas y juzgue a aquellas personas que han violado los derechos humanos. Hace tiempo que Amnistía usa internet para difundir sus campañas, pero ésta es la primera vez que incorpora un recurso como Facebook.

 banner_forum21.jpgbanner_forum.jpg

Facebook es una herramienta en internet que permite a los usuarios estar en contacto con las personas de su alrededor. Este instrumento también permite crear grupos a los cuáles los usuarios pueden unirse. Y esto es precisamente lo que ha hecho AI. A través del grupo ‘Reach out of Kenia’ miles de usuarios han conocido la situación de este país africano y han participado en acciones virtuales como el diseño de fotos bajo el lema ‘End impunity in Kenia’ (Fin de la impunidad en Kenia).

Kevin Darling, encargado de la campaña de Amnistía, valora el uso de Facebook muy positivamente, pues a parte de un mayor número de conocedores de la situación de Kenia y de usuarios del web de AI, también han conseguido que los actos se trasladaran de internet a la calle, con manifestaciones en 11 países distintos. ¿El punto negativo? Facebook no protege la identidad de los miembros de los grupos, y esto, en países donde no está garantizada la libertad de asociación, es un riesgo.

El de Amnistía Internacional es sólo uno de los muchos ejemplos de la adaptación de las ONG a las nuevas tecnologías que se pudieron ver y escuchar en el Forum Alternative Channel que se celebró en Barcelona el 30 de abril. Algunos expertos advierten que esta adaptación dejará de ser, en breve, una opción, para pasar a ser una necesidad.

“Las ONG deben aprovechar la sinergia tecnológica porque sino acabarán perdiendo sus voluntarios”

En el siglo XXI muchos de los jóvenes que dedicaban su tiempo al voluntariado presencial han pasado a dedicarlo al voluntariado virtual, explica Jordi Durán de Iwith.org, y al mismo tiempo muchas organizaciones trabajan cada vez más las acciones desde internet, sin que éstas se queden sólo en la red. “Las ONG deben aprovechar esta sinergia tecnológica porque sino acabarán perdiendo una de sus principales fuentes de recursos, los voluntarios”, finaliza Durán.

Incluso Naciones Unidas (ONU) se ha percatado de esta necesidad, según explica Amy Weesner, del Departameto TIC del secretariado de Naciones Unidas en Nueva York. Armonizar los actuales recursos tecnológicos con los que cuenta la ONU y convertir esta organización en una auténtica red, sin la fragmentación que sufre ahora, es uno de los objetivos actuales de este organismo internacional. Esto les permitiría, entre otras cosas, dar una respuesta más coordinada a los diferentes conflictos.

Las TIC, además, ofrecen otras muchas ventajas. En el Forum Alternative Channel también se habló del papel de las ONG como generadoras de información gracias al uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

La periodista Margarita Riviére explicó su hipótesis según la cual, “el 80% del conocimiento que poseemos proviene de los medios de comunicación, mientras que el 20% restante procede de nuestro entorno (escuela, amigos, familia, etc), un entorno, que a su vez, también está influenciado por los medios”. Este círculo vicioso provoca, según Riviére, que todos compartamos un conocimiento común y al mismo tiempo, todos desconozcamos lo mismo.

Las ONG, añade Thierry Maillet, autor del libro Generation Participation y del blog Consommation et Citoyenneté, deben ser las encargadas de romper esta dinámica con la ayuda de las nuevas tecnologías, como por ejemplo la web 2.0 y los blogs. Asimismo, Maillet cree que las organizaciones deben establecer una relación “muy profesional y completa con los medios convencionales y saber transmitir los beneficios de sus actuaciones”.

Vía: Ariadna Gálvez / canalsolidario.org