7 Campañas, una finalidad: Acabar con la violencia de género.

YODONA.COM ha convocado a treinte y dos creativos de siete agencias españolas de publicidad para luchar contra la violencia machista. Con esta reunión de mentes brillantes han surgido siete propuestas inéditas como campaña contra los malos tratos:

 

S,C,P,F: Una camiseta con un mensaje escalofriante: «Yo pego a mi mujer».
Esta agencia ha sido premiada con diez Leones de Cannes. Con esta campaña pretende, bajo la apariencia de la normalidad que transmite la familia protagonista «sensibilizar a la sociedad sobre un problema que en demasiadas ocasiones pasa desapercibido”. La agencia SCPF expresa que su deseo es: «Ojalá hagamos que los casos de violencia de género dejen de estar escondidos, para que de esta forma podamos acabar con ellos».

 

 KITCHEN: Los creativos de esta agencia se expresan su alarma por «la normalidad que está adquiriendo este problema en nuestros días, añaden: “una normalidad que pone los pelos de punta». Por eso, con la televisión como escenario elegido y con el propósito de «despertar socialmente», sugieren: «Quizá si un día alguien se plantea que pueden salir las presentadoras del telediario maquilladas como mujeres maltratadas, o si tratamos de dar un puñetazo a la indiferencia, quizá, y sólo quizá, consigamos despertar…”

 

SRA. RUSHMORE: «Vivimos tiempos oscuros», afirman en esta agencia y añaden que “En los aviones ya no te dan un cuchillo de metal, por lo que pueda pasar», «¿Debería ocurrir lo mismo en las casas donde vive una mujer asustada?», reflexionan. Esta agencia pretende recalcar uno de los principales propósitos de sus producciones: trascender. «Creemos en la publicidad para la gente de la calle. El triunfo de una campaña es que se comente en la oficina».

 

SHACKLETON: Mucho más que una campaña de sensibilización, es «un producto-denuncia». Su nombre es Gomo.
Los creativos de la agencia Shackleton lo definen como «Un artilugio capaz de recibir el impacto de la violencia más brutal”. Afirman que, además, cumple dos objetivos: «Serviría de hipotético receptor de brutalidad machista y llama la atención sobre la violencia de género». En caso de fabricarse, podría «salirse de los circuitos normales y denunciar la violencia de género en otros ámbitos: supermercados, tiendas, revistas de moda, etc… Y serviría para enviárselo a políticos y jueces». Por el momento, es sólo un prototipo.

 

TIEMPO BBDO: «Los malos tratos comienzan con pequeñas acciones como insultos, amenazas, críticas destructivas…»
Por eso plantean «abrir los ojos a las mujeres para que identifiquen esos actos y les den la importancia que merecen». Los creativos de esta agencia buscan «crear ideas de comunicación memorables y que muevan al consumidor». En esta campaña han utilizado un lenguaje colorido, femenino, «donde el mensaje o insulto pasa casi desapercibido pero que, al darse cuenta de lo que significa, hace mucho daño».

 

CONTRAPUNTO: El dato resulta sobrecogedor , en la imagen se lee: «La primera causa de mortalidad entre mujeres de 15 a 44 años»
Así, recuerdan a la pobleción que la violencia de género es «una causa de mortalidad mayor entre las mujeres del mundo que ese terrible mal, que es el cáncer».Pero los creativos de esta firma, que lleva más de 30 años en España, van más allá: «De esta forma parece que, más que ser un hecho social, la violencia de género se ha convertido en una epidemia».

 

REMO: Esta agencia respondió con una campaña contra «la desigualdad entre hombres y mujeres». Los integrantes de este equipo creen que «no conseguiremos acabar con la violencia de género si no terminamos antes con el problema que subyace». Fortalecen su idea, aportando un dato: «Suecia tiene uno de los índices de violencia doméstica más bajos del mundo y, al mismo tiempo, unas condiciones laborales de igualdad envidiables».

 

 En 2007 murieron más de 100 mujeres a manos de sus parejas. Puedes consultar el Informe. ¿Te impactan estas campañas? ¿Crees que funcionarán? ¿Servirán de algo? Puedes votar a la campaña que te resulte más apropiada pinchando aquí.