Príncipe de Asturias de Cooperación

La candidatura integrada por cuatro organizaciones que lideran la lucha contra la malaria en África ha obtenido el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2008. Dicha candidatura la conforman el Ifakara Health Research and Development Centre (Tanzania), el Malaria Research and Training Centre (Mali), el Kintampo Health Research Centre (Ghana) y el Centro de Investigación en Salud de Manhiça (Mozambique), donde trabaja el español Pedro Alonso, que encabeza un proyecto de vacuna contra la malaria en niños africanos. El jurado ha destacado que esa enfermedad «amenaza al 40% de la población mundial», especialmente en el África subsahariana, «donde muere un niño menor de cinco años cada treinta segundos», y resalta la labor de los cuatro centros premiados que luchan «para romper la relación entre la enfermedad y la pobreza».

Asimismo, subraya su aportación para «impulsar la investigación, lograr una vacuna eficaz y contribuir a la mejora asistencial en los países en los que trabajan», así como su labor en la formación del personal local para la investigación biomédica y el refuerzo institucional en la lucha contra la enfermedad.

Al galardón optaban 26 candidaturas procedentes de 13 países, y a las últimas rondas de votaciones del jurado llegaron también las candidaturas de la Corte Penal Internacional e Intermón Oxfam. En el camino han quedado además el ex presidente de EE UU Jimmy Carter, el ex primer ministro británico Tony Blair y el Foro de Davos. El músico Bob Geldof, el Centro Europeo de Investigación Nuclear, la Organización Meteorológica Mundial y la Federación Latinoamericana de Facultades de Comunicación Social también estaban en la lista de aspirantes al galardón.

Los ganadores recibirán 50.000 euros y la reproducción de una estatua diseñada expresamente por Joan Miró para el premio, además de un diploma y una insignia acreditativos.

Anteriores ediciones del Príncipe de Asturias de Cooperación han reconocido la labor, entre otros, del último presidente soviético, Mijaíl Gorbachov, del hombre que contribuyó al frente del gobierno surafricano al fin del apartheid, Frederi W. De Klerk, así como de Nelson Mandela. En las últimas ediciones han sido premiados el ex vicepresidente de Estados Unidos Al Gore, la Fundación de Bill y Melinda Gates y la ex presidenta del Parlamento Europeo Simone Veil.

El de Cooperación Internacional es el segundo de los ocho galardones que se fallan en la vigésimo octava edición de los Premios Príncipe de Asturias tras el de las Artes, que ha recaído en el Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela (FESNOJIV).

La lucha contra la malaria fue distinguida en 1994 con la concesión del galardón de Investigación Científica y Técnica al colombiano Manuel Elkin Patarroyo. El investigador, autor de la primera vacuna sintética contra la malaria cuya patente cedió a la Organización Mundial de la Salud (OMS), recibió el premio por «la originalidad, el rigor y la perseverancia» de su trabajo, considerado «un modelo ejemplar para otros esfuerzos en la síntesis de vacunas frente a variadas epidemias».