22 minutos para la libertad

Todos nos emocionamos la semana pasada al escuchar la noticia de la liberación de Ingrid Betancourt junto a 14 rehenes más de las garras de las FARC. Gracias al Ejercito Nacional de Colombia y a su Operación Jaque, rehenes como Ingrid, secuestrada desde el 22 de Febrero de 2002 disfrutaron del regalo de su libertad.

Liberación Ingrid Betancourt

La Operación Jaque empezó a principios de año con un claro objetivo: liberar a los principales secuestrados de las FARC mediante el engaño a los dirigentes guerrilleros.

La infiltración desde 2007 en la organización terrorista de un equipo de inteligencia a dos niveles: al más alto nivel del Secretariado, el órgano ejecutivo de las FARC, y en la estructura de carceleros al mando de Gerardo Antonio Aguilar, alias César, un despiadado mando del Bloque Oriental de la guerrilla, a quien el Mono Jojoy, jefe militar de la organización, le había encargado la vigilancia de los secuestrados políticos, el tesoro más preciado de las FARC.

La maniobra se origina tras la fuga de Jhon Frank Pinchao, uno de los 60 policías secuestrados por las FARC, Jhon consiguió fugarse el pasado 27 de Abril de 2007 del cerco terrorista en medio de la selva donde llevaba retenido seis años, fue en ese momento cuando Pinchao comienza a colaborar con las Fuerzas Armadas de Colombia proporcionando una valiosa información sobre la ubicación geográfica de las bases de la organización narcoterrorista.

Los infiltrados reunieron información suficiente como para encontrar una brecha en la organización, la falta de comunicación entre sus mandos por temor a los bombardeos, y decidieron aprovechar esta circunstancia para llevar a cabo su plan.

Hicieron creer a César que recibía ordenes de mando que le instaban a reunir a los rehenes (divididos en distintos campamentos) a una única localización para un encuentro con, Alfonso Cano, nombrado recientemente jefe máximo de las FARC tras la reciente muerte de Manuel Marulanda, alias Tirofijo.

Tras convencer a César de que recibía órdenes de Alfonso Cano, se procedió al traslado de los rehenes en un helicóptero de una supuesta ONG que se encontraba en misión humanitaria. Fueron los propios infiltrados los que exigieron a los rebeldes que esposaran a los rehenes antes de subir al helicóptero.

De los cuatro rebeldes que pretendían subir al helicóptero subieron dos, los infiltrados alegaron problemas de peso del helicóptero, lo que hizo que dos de los cuatro rebeldes, entre ellos César, subieran al helicóptero sin sospechar que quien pilotaba la nave eran miembros del Ejército Nacional.

Tras el despegue, los infiltrados invitaron a los rebeldes a desarmarse ya que se encontraban a bordo de una nave internacional, una vez desarmados, les neutralizaron mientras anunciaban “Somos el Ejército Nacional. Están libres”

22 minutos y 13 segundos fue el tiempo en el que consiguieron poner fin a los seis años de secuestro de Ingrid Betancourt y a 11 rehenes que llevaban, en muchos casos, más de diez años de reclusión.

Tras la liberación, al resto de guerrilleros que quedaban les dejaron en libertad como muestra de buena voluntad con vistas a un futuro proceso de paz esperando una respuesta positiva por parte de la organización narcoterrorista FARC.

Por último, me gustaría hacer una mención a cada uno de los 14 rehenes liberados junto a Ingrid ya que apenas tenemos información sobre ellos:

Marc Gonsalves, Keith Stansell y Thomas Howes, (americanos secuestrados 13 de febrero de 2003), Juan Carlos Bermeo, Raimundo Malagón y Erasmo Romero Rodríguez (Teniente, subteniente y sargento del Ejercito secuestrado el 3 de Agosto de 1998), Jose Ricardo Marulanda Valencia (Sargento secuestrado el 3 de Marzo de 1998), Wiliam Humberto Perez Medina (Cabo secuestrado el 2 de Marzo de 1998), Jose Miguel Arteaga y Amaón Flórez Pantoja (Cabos primero secuestrado en 1998), Julio César Buitrago Cuesta (Cabo primero secuestrado en Miraflores), Armando Castellanos Gaona (Subintendente de Policía secuestrado en 1999), Vilaney Javier Rodriguez Porras (Teniente secuestrado el 1 de Noviembre de 1998) y John Jairo Durán Tuay (Cabo primero secuestrado el 3 de Agosto de 1998).