Archive for Octubre 2008


Ayer, durante la emisión del programa Caiga Quien Caiga de LaSexta nos adentraron, una vez más, en el mundo de los Toros en los Pueblos.
Una vez más, como ya ocurrió en Coria y en Medinaceli, pudimos observar en la pequeña pantalla, con cierta sorpresa, las diferencias culturales y de carácter que diferencian a los partidarios y en contra de esta tradición sanguinaria.
Una vez más, fuimos testigos de cómo las personas que están en contra de los toros, se muestran amables y dan su opinión con una sonrisa y argumentos estructurados, mientras que los partidarios, sin ser previamente ofendidos, se sienten como tal y se niegan a hablar, insultan e incluso amenazan con golpear (incluso llegan a darle algún que otro empujón) a Cristina Villanueva, una reportera que ha demostrado mucho valor y entereza al enfrentarse de nuevo, a un sector lleno de carencias intelectuales y mucha, mucha agresividad. A mi, como espectadora, eso me vale… cuando veo el comportamiento de la gente a favor pienso “caeis por vuestro propio peso…”

                                        ¿Toros? Con mis impuestos NO

Esta vez fue el turno del Toro de la Vega, en Tordesillas donde es, probablemente, la más cruel matanza a la que es sometido un animal en nuestro país. En esta localidad es costumbre matar a los toros con lanzas y arrancarle los testículos como ofrenda a la Virgen de la Peña.En este reportaje, CQC tras dejar constancia que en nuestro país se dedican 564 millones de Euros al año en financiar las matanzas taurinas, dinero que se podría emplear, entre otras cosas, a subvencionar a las familias que sufren problemas económicos, sobre todo AHORA, en tiempos de crisis, o ayudas a la vivienda (que supone, en la mayoria de los casos, mucho más que el 50% de los ingresos generales de un hogar corriente). Pues no! Estamos obligados a dirigir 564 millones de Euros al maltrato animal, queramos o no.

El problema es que, los que están muy a favor de los toros, lo están siempre y cuando los paguemos todos, si esto se privatiza y se transforma en una afición privada, como puede ser la ópera o el golf, la cosa cambia… Como ya comenté en un post anterior, Villas como Noia o Sarria decidieron la supresión de las subvenciones públicas a festejos taurinos y tras dicha supresión, no ha habido festejo alguno, ya que a los empresarios no les compensaba organizar un festejo sin dinero público.

La pregunta de CQC fue muy sencilla:
¿Si el 31% de los ciudadanos está a favor de los toros y el 69% está en contra. Por qué seguimos pagando entre todos la matanza animal? Por supuesto, la respuesta que recibió por parte del Responsable de Cultura y Festejos fue que si nos movilizaramos, pues se tendría que quitar, o sea, que el problema es que NO NOS MOVILIZAMOS… ah! Os propongo un juego, entra en youtube el visor de videos más famoso a nivel mundial y busca “toro de la vega” te recomiendo que te sientes y tengas suficiente sangre fría… ¿estás preparad@? Pues toda esa gente que aparece manifestandose y que comenta nuestra cultura barbara es totalmente invisible…

Pero esta vez, CQC llegó con una propuesta bajo el brazo, la propuesta era muy sencilla:
Proponemos que se ponga una casilla en la declaración de la renta, donde pueda marcar quien quiera, si quiere que su dinero se destine a la financiación de festejos taurinos o no (Iniciativa que ya fue aprobada con la Iglesia/Fines Sociales). La respuesta fue la de siempre: Escurrir el bulto y decir que eso es un asunto del Ministerio de Economía… uff!! Y me pregunto yo: ¿como lo consiguieron Noia o Sarria?

Bien, pues la iniciativa es la siguiente:
¿QUIERES UNA CASILLA EN LA DECLARACIÓN DE LA RENTA DONDE PUEDAS ELEGIR SI TU DINERO SE DESTINA A FINANCIACION TAURINA?

Es muy fácil, si quieres que este tema deje de ser INVISIBLE, solo tienes que escribir un mail a secretaria.prensa@meh.es, si quieres, usa el modelo-tipo de carta queja que te pongo aquí… solo tienes que copiar y pegar.

Estimados Señores de la Agencia Tributaria | Presidencia
Estimados Señores del Ministerio de Economía y Hacienda | Sr. Ministro

Me dirijo a Ustedes, por las competencias que les otorgan sus funciones, para presentar y declarar mi total rechazo y desagrado al enterarme de que, con mis impuestos, colaboro directa e indirectamente con la actividad taurina mediante las subvenciones que se les otorga a los empresarios y organizaciones de este sector. Mediante la presente pretendo obtener una respuesta satisfactoria en tanto los contribuyentes podamos optar por ejercer o no nuestros aportes a esta actividad, declarándome en total desacuerdo con que el Gobierno Central, las Autonomías, Diputaciones, Ayuntamientos y cualquier organización pública y estatal, gubernamental o legislativa, realicen aportes económicos que sólo colaboran al embrutecimiento de nuestra sociedad, ya sean los espectáculos taurinos como cualquier otro tipo de actividad, donde además y empeorando la situación, se establezca como forma de divertimento un espectáculo donde se maltrata a un animal.

Las encuestas revelan que más del 80% de los españoles se declara en contra o “no a favor” del toreo, lo que hace antidemocrático el aporte a esta actividad que sólo disfruta una minoría, que por cierto es cada vez menor.

Por otra parte, tengo la plena seguridad de que todavía existen en nuestro país, y fuera de él, cientos de miles de causas solidarias, de protección social, medioambientales, de educación, arte, deporte y cultura que necesitan de subvención, ayudas y aportes, y que de momento no las tienen o bien son escasas para el alcance de sus objetivos. Lo mismo que sucede con otros empresarios, de todos los sectores, los que no reciben ningún tipo de ayuda estatal para llevar adelante sus actividades comerciales y seguir generando puestos de trabajo y crecimiento económico. Como contribuyente solicito una respuesta a mi disconformidad.

 Atentamente,

NOMBRE…………………………………….
APELLIDOS…………………………………
CIUDAD……………………………………..
DNI (Opcional)…………………………..

 Los datos son opcionales pero está muy bien ponerlos porque parece más firme… ¡Dejemos de ser invisibles, envía el email a secretaria.prensa@meh.es!

logoleafy3.gif Si tiene acceso a Internet, 20 euros y cinco minutos, puede convertirse en una ONG internacional. Hasta ahora, más de 350.000 las personas han contribuido con su pequeña inversión.

A través de la página www.kiva.org es posible hacer un micropréstamo instantáneo a pequeños empresarios y emprendedores de países pobres. Hay cientos de proyectos para elegir, todos ellos presentados con caras, nombres y apellidos; el emprendedor, ya sea una kiosquera de Bolivia o un peluquero del Líbano, nos cuenta lo que necesita para su negocio y muestra fotos del mismo. En todos los casos son proyectos avalados por un socio local (casi siempre una ONG o una coordinadora de microproyectos); para disipar las sospechas de aquellos que pudieran dudar de la honestidad de esta iniciativa, el socio es puntuado igual que los vendedores de eBay por quienes antes han invertido en sus proyectos.

Las micro-empresas se pueden agrupar por países, capital necesario e incluso índice de riesgo. No hay por qué preocuparse, lo normal es que devuelvan el préstamo entre seis y doce meses después de haberlo recibido, y entonces el inversor puede volver a prestar ese dinero a otra persona, donarlo a la organización Kiva o simplemente reemborsárselo.

211693.jpg

Son casos como el de José Daniel Enosse, un joven padre de dos hijas que después de trabajar como camarero en un restaurante de Mozambique decidió poner en marcha su propio negocio. Se trasladó a un pueblo fronterizo con Suazilandia y comenzó a vender recargas para teléfonos móviles. José no sale de su pequeño chiringuito en las 13 horas que la frontera está abierta, porque quiere aprovechar el ir y venir de las personas que al cambiar de país necesitan cambiar la tarjeta de su operador. Gracias a su trabajo puede ayudar a sus padres y ha conseguido comprarse una casa. Además está convencido de que si amplía el negocio podrá obtener más beneficios y contratar a alguien. Necesita 350 euros.

Historias parecidas se repiten en Paraguay, Camboya, Bolivia, Togo, Indonesia y cuarenta y dos países en total. Hasta ahora son más de 350.000 las personas que han contribuido con su pequeña inversión a poner en marcha proyectos de Kiva, que en total ha prestado (y recuperado) cerca de 35 millones de euros.

Vía: Elmundo.es