Archive for Octubre 2009

Hoy he oído hablar por primera vez de Fawziya, y he reflexionado sobre la situación de las niñas y el futuro que les espera en función del lugar donde nacen….

Gracias a MujeryMadre y a su presidente Fernando Silva, que hoy me han acercado un poco más a la realidad de las niñas como Fawziya, y las situaciones tan difíciles a las que se tienen que enfrentar sin ser apenas conscientes de ello.

Fawziya Ammodi, una niña yemení de 12 años, falleció el pasado 11 de septiembre de 2009 a causa de una hemorragia sobrevenida tras permanecer tres días de parto sin recibir asistencia médica.

Lamentablemente, y en contra del tratamiento sensacionalista que dieron a la noticia los escasos medios de comunicación que se hicieron eco de la misma, el caso de Fawziya Ammodi, lejos de ser un hecho aislado y puntual, refleja muy directamente dos problemas muy serios que persisten en una gran mayoría de los países pobres: las altas tasas de mortalidad materna y los matrimonios infantiles, punto este último al que me gustaría invitar a reflexionar a todos.

Pese a que el derecho a elegir y aceptar libremente el matrimonio está reconocido en la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, lo cierto es que, en numerosas partes del mundo, niñas y mujeres adolescentes se ven obligadas a contraer matrimonio -con frecuencia con hombres mucho más mayores que ellas- ya sea por necesidad económica, por convencionalismos sociales o por pactos previos de familia.

Niñas Yemeníes preparadas para contraer matrimonio

En Yemen, por ejemplo, esta costumbre está muy extendida, de manera que cerca de la mitad de las niñas yemeníes (concretamente el 48,4%) se casan antes de cumplir los 18 años. Por este motivo, el Parlamento yemení intentó aprobar una ley el pasado mes de febrero que situaba la edad mínima para casarse en 17 años. Lamentablemente, esta propuesta no salió adelante porque muchos diputados argumentaron que violaba la “sharia” o ley islámica.

El arma más eficaz para luchar contra esa lacra es promoviendo la educación, tanto de hombres como de mujeres, una tarea lenta, ardua y dificil ya que son numerosas las resistencias y las presiones de todo tipo existentes para dejar las cosas tal y como están. Mientras tanto, numerosas niñas seguirán muriendo por complicaciones de un embarazo temprano sin que el mundo occidental nos inmutemos apenas.

Aunque este post esté ligado inexorablemente a los matrimonios con menores, no quiero profundizar más allá en este tema que ya fue expuesto aquí por mi compañera Laia en un artículo al que podéis acceder pinchando aquí mi artículo de hoy va dirigido, principalmente a las niñas que, a causa de estos matrimonios mueren en una camilla por una cosa, para nosotros tan natural, como dar a luz en el SXXI…

Como Fawziya, miles de mujeres y niñas mueren al dar a luz en condiciones higiénicas altamente precarias en los países más pobres del mundo. Mientras los países desarrollados casi convertimos tener hijos en una “moda”, en países como Angola, Guinea, Argelia o Senegal entre otros, tener un hijo es un riesgo que te puede costar la vida.

La organización Mujer y Madre, tiene una campaña de apoyo a estas mujeres así como otros proyectos en marcha por todo el mundo.

REGALA UN KIT DE PARTO es una iniciativa que ha puesto en marcha la asociación Mujer y Madre donde, por sólo 5€, puedes hacer llegar un Kit de Parto a una chica que dará a luz dentro de poco en situación de riesgo. Este Kit incluye todo lo necesario para asistir su parto de la manera más apropiada evitando, al máximo, el riesgo de muerte en estas mujeres/chicas/niñas.

KIT DE PARTO

¿QUÉ CONTIENE UN KIT DE PARTO?

Cada kit individual de parto va embalado en una caja de cartón rotulada, siendo su composición la siguiente:

- Una esponja impregnada con jabón y desinfectante para que se lave las manos la persona que atienda el parto.
- Dos guantes estériles de plástico para el control del periodo de dilatación.
- Una sonda vesical.
- Un par de guantes estériles para la asistencia del periodo expulsivo.
- Una pinza de cordón estéril.
- Un bisturí estéril para cortar el cordón (sólo cuando se prevea que el parto será domiciliario).
- Un bote con un desinfectante líquido (povidona yodada) para la madre y el recién nacido.
- Una sutura para reparar pequeños desgarros.
- Una compresa estéril para limpiar y envolver al recién nacido.
- Dos paquetes de gasas estériles para proteger el cordón umbilical ya cortado.
- Una pomada o colirio para prevenir evitar las infecciones oculares en el recién nacido.

Tan sólo son necesarios 5€ para salvar una vida y ayudar a un niño a nacer con el cariño de su madre a su lado…

¡Enhorabuena MujeryMadre.org por la gran labor en la que os estáis volcando!