Se estima que el 18% de las personas que viven en España son voluntarias, un papel que en países como Austria, Holanda o Alemania desempeña más de la mitad de la población y que en toda la UE juegan, de media, el 34% de los ciudadanos. Así lo pone de manifiesto un estudio realizado en España a instancias del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, presentado este martes, con motivo de la inauguración en este país del Año Europeo del Voluntariado.

voluntario

El trabajo, titulado ‘Diagnóstico del Voluntariado en España’, toma a su vez como fuentes estudios nacionales y europeos que evidencian, entre otros aspectos, que España se sitúa en el grupo de países con menor participación voluntaria.

Concretamente, el informe presentado este martes, coloca a España a la cola de Europa en cuanto a participación solidaria al situar sólo por detrás a Hungría, con el 17% de su población implicada en tareas de voluntariado, Polonia (16%), Portugal (12%), Lituania (11%) y Bulgaria (10%).

En el lado opuesto, es decir, en la cumbre de los estados con un porcentaje más elevado de su población dedicada a labores de voluntariado, aparecen Austria (60%), Holanda (55%) y Alemania (52%).

El informe señala, además, que el voluntariado “es ciertamente un fenómeno más tardío aquí (en España) que en otros países”, aunque se ha “incrementado muy considerablemente en la última década”, y apunta también que está caracterizado “por la alta fragmentación de organizaciones y estructuras” que lo cobijan.
No podemos olvidar

El aspecto cuantitativo del voluntariado fue un punto de debate en la jornada celebrada este martes en el Ministerio de Política Social, donde Cáritas abogó por ir más allá de los números y dar más importancia a la esencia del voluntariado, que, a juicio de su secretario general, Sebastián Mora, pasa por reflexionar sobre por qué se ejerce y a favor de quién.

En esta línea, el presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), Luis Cayo Pérez, puso sobre la mesa la necesidad de ser más aperturistas y aceptar como voluntarios a personas que hasta hace poco eran sólo receptoras de la acción social solidaria. Los ciudadanos con discapacidad, dijo, pueden ser también voluntarios.

Finalmente, la secretaria general de Política Social y Consumo, Isabel Martínez, subrayó en la clausura de la jornada la importancia de fomentar y cuidar a los voluntarios, que ayudan con su labor a fortalecer el estado del bienestar y que de una u otra manera “necesitaremos todos” en algún momento de la vida.

“No podemos olvidar”, concluyó, “que todos necesitamos de los demás a lo largo de nuestra vida”, y no precisamente porque vayamos a ser dependientes, en el más estricto sentido de la palabra, sino porque cualquiera tiene necesidad de afecto o de ayuda en determinadas situaciones.

En este post no hay comentarios.

Los Comentarios estan cerrados.