Category: Gestion de ONGs

Seguramente alguna vez hemos escuchado decir que con la llegada de la vejez, las personas comienzan a perder la vista. Son muchas las causas por la que esto sucede, pero la más común es la DMAE, la degeneración macular asociada con la edad.

degeneracionmacular

Esta enfermedad comienza a aparecer después de los 60 años de edad. Los vasos sanguíneos que se encuentran bajo del ojo comienzan a perder liquido. Esto afecta a la parte central de la retina del ojo, la macula, que es la parte del ojo que se necesita para ver claramente. Por eso la degeneración macular impide que las personas que la sufren puedan leer o ver la televisión sin dificultades.

Muchas personas no se dan cuenta de que están siendo victimas de esta enfermedad. Ya que esta no provoca ningún dolor y al afectar solo el centro del ojo, lo demás lo compensa, haciendo que la persona no se de cuenta de que algo le sucede en la vista.

Es por esto que muchas personas no comienzan con el tratamiento a tiempo y llegan a perder la vista por completo.

Una de las mejores formas para analizar los síntomas y saber si estamos padeciendo degeneración macular, es el test de la rejilla de amsler. Esta prueba consiste en una cuadriculada que tiene un punto central. El paciente debe mirar fijo en el y el medico hará unas preguntas sobre las líneas como si se ven torcidas, onduladas o borrosas.

Si detecta que estas teniendo problemas en la visión, los mas recomendable es que realices esta prueba para comenzar con el tratamiento a tiempo.

“Ay Haití”, una iniciativa de Carlos Jean en la que han participado 25 artistas y otras personalidades que han querido sumarse a la iniciativa:

Alejandro Sanz, Aleks Syntek, Anni B. Sweet, Bebe, Belinda, Carlos Jean, David Otero, Enrique Iglesias, Estopa, Hombres G, Daddy Jean, José Mercé, Juanes, Kun Agüero, La Mala Rodríguez, La Oreja de Van Gogh, Macaco, Marta Sánchez, Miguel Bosé, Najwa Nimri, Sandra Carrasco, Shakira, Wally López, Zahara y OBK

En el Día Universal del Niño y 20 aniversario de la aprobación de la Convención sobre los Derechos de la Infancia, la situación en la que viven los niños y niñas en los países empobrecidos reclama mayores esfuerzos por parte de los estados para garantizar que se cumplan los derechos de la infancia.

ninos

La realidad y estadísticas son demoledoras: 24 millones de niños sin registrar sólo en Asia Meridional, 72 millones de niños en edad escolar primaria que no acuden a la escuela, 246 millones de niños y niñas explotados laboralmente, o 178 millones de niños en los países en desarrollo con retraso en el crecimiento debido a la desnutrición crónica y una dieta de baja calidad.

La falta de recursos financieros en los países en vías de desarrollo, unido a la falta de voluntades políticas, dificulta que se garanticen los derechos sociales básicos de los niños y niñas. Además, difícilmente pueden darse las condiciones necesarias para que se cumplan estos derechos en sociedades de escasa tradición democrática como ocurre en algunos de estos países.

La Convención recoge en sus 54 artículos el derecho de la infancia a la supervivencia; al desarrollo pleno; a la protección contra influencias peligrosas, los malos tratos y la explotación; así como a la plena participación en la vida, familiar, cultural y social. Sin embargo, todavía hoy, y a pesar de los esfuerzos, ser niño en un país empobrecido es quedar relegado, en la mayoría de los casos, a una existencia sin esperanzas reales de recibir una educación de calidad y buena alimentación, gozar de buena salud, y menos aún de disfrutar de espacios para la recreación y la cultura.

A pesar de que todos los estados del mundo han ratificado la Convención sobre los Derechos de la Infancia, a excepción de Somalia y Estados Unidos (aunque sí la han firmado), no se ha aprovechado plenamente su potencial. Desde hace dos décadas la convención brinda una ocasión única para apostar por un cambio profundo de la realidad de los niños y su entorno, invitando a los gobiernos a llevar a cabo políticas sociales que sitúen al niño en el corazón de las prioridades. Urge que los estados amplíen esfuerzos para que los derechos económicos, sociales y culturales de los niños empiecen a ser la realidad de la mayoría.

De acuerdo con lo establecido en el marco de la Convención sobre los Derechos de la Infancia, Intervida defiende los derechos de los niños y niñas desde los proyectos de cooperación en los que trabaja en África, América Latina y Asia.

Para la organización son prioritarios el derecho a una educación de calidad, el derecho a existir y, por supuesto, la acción para que se produzca el cambio. Por ello trabaja en aquellos lugares donde las vidas de los niños se ven amenazadas por lacras como el trabajo infantil, la explotación sexual y otras violaciones a los derechos humanos; así como en el norte para prevenir, sensibilizar y denunciar ante la sociedad la vulneración de los derechos de la niñez que suponen las peores formas de explotación infantil.

Sobre la Convención
La Convención sobre los Derechos del Niño fue aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989 y entró en vigor el 2 de septiembre de 1990. En España comenzó su vigencia el 5 de noviembre de 1992.

Todos los países del mundo han firmado la Convención de los Derechos del Niño y sólo Somalia y Estados Unidos no la han ratificado. Se trata del primer tratado vinculante de derecho internacional que reunió derechos civiles y políticos con derechos sociales, económicos y culturales, y el primer texto que reconoció a los niños, niñas y adolescentes como sujetos de derecho desde su nacimiento.

Hasta su aprobación por Naciones Unidas, los derechos de los niños estaban recogidos en la Declaración de Ginebra, promulgada en 1924 por la Unión Internacional para la protección de la infancia, y la Declaración de los Derechos del Niño, adoptada en 1959 por unanimidad en la Asamblea General de Naciones Unidas.

Hoy he oído hablar por primera vez de Fawziya, y he reflexionado sobre la situación de las niñas y el futuro que les espera en función del lugar donde nacen….

Gracias a MujeryMadre y a su presidente Fernando Silva, que hoy me han acercado un poco más a la realidad de las niñas como Fawziya, y las situaciones tan difíciles a las que se tienen que enfrentar sin ser apenas conscientes de ello.

Fawziya Ammodi, una niña yemení de 12 años, falleció el pasado 11 de septiembre de 2009 a causa de una hemorragia sobrevenida tras permanecer tres días de parto sin recibir asistencia médica.

Lamentablemente, y en contra del tratamiento sensacionalista que dieron a la noticia los escasos medios de comunicación que se hicieron eco de la misma, el caso de Fawziya Ammodi, lejos de ser un hecho aislado y puntual, refleja muy directamente dos problemas muy serios que persisten en una gran mayoría de los países pobres: las altas tasas de mortalidad materna y los matrimonios infantiles, punto este último al que me gustaría invitar a reflexionar a todos.

Pese a que el derecho a elegir y aceptar libremente el matrimonio está reconocido en la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, lo cierto es que, en numerosas partes del mundo, niñas y mujeres adolescentes se ven obligadas a contraer matrimonio -con frecuencia con hombres mucho más mayores que ellas- ya sea por necesidad económica, por convencionalismos sociales o por pactos previos de familia.

Niñas Yemeníes preparadas para contraer matrimonio

En Yemen, por ejemplo, esta costumbre está muy extendida, de manera que cerca de la mitad de las niñas yemeníes (concretamente el 48,4%) se casan antes de cumplir los 18 años. Por este motivo, el Parlamento yemení intentó aprobar una ley el pasado mes de febrero que situaba la edad mínima para casarse en 17 años. Lamentablemente, esta propuesta no salió adelante porque muchos diputados argumentaron que violaba la “sharia” o ley islámica.

El arma más eficaz para luchar contra esa lacra es promoviendo la educación, tanto de hombres como de mujeres, una tarea lenta, ardua y dificil ya que son numerosas las resistencias y las presiones de todo tipo existentes para dejar las cosas tal y como están. Mientras tanto, numerosas niñas seguirán muriendo por complicaciones de un embarazo temprano sin que el mundo occidental nos inmutemos apenas.

Aunque este post esté ligado inexorablemente a los matrimonios con menores, no quiero profundizar más allá en este tema que ya fue expuesto aquí por mi compañera Laia en un artículo al que podéis acceder pinchando aquí mi artículo de hoy va dirigido, principalmente a las niñas que, a causa de estos matrimonios mueren en una camilla por una cosa, para nosotros tan natural, como dar a luz en el SXXI…

Como Fawziya, miles de mujeres y niñas mueren al dar a luz en condiciones higiénicas altamente precarias en los países más pobres del mundo. Mientras los países desarrollados casi convertimos tener hijos en una “moda”, en países como Angola, Guinea, Argelia o Senegal entre otros, tener un hijo es un riesgo que te puede costar la vida.

La organización Mujer y Madre, tiene una campaña de apoyo a estas mujeres así como otros proyectos en marcha por todo el mundo.

REGALA UN KIT DE PARTO es una iniciativa que ha puesto en marcha la asociación Mujer y Madre donde, por sólo 5€, puedes hacer llegar un Kit de Parto a una chica que dará a luz dentro de poco en situación de riesgo. Este Kit incluye todo lo necesario para asistir su parto de la manera más apropiada evitando, al máximo, el riesgo de muerte en estas mujeres/chicas/niñas.

KIT DE PARTO

¿QUÉ CONTIENE UN KIT DE PARTO?

Cada kit individual de parto va embalado en una caja de cartón rotulada, siendo su composición la siguiente:

- Una esponja impregnada con jabón y desinfectante para que se lave las manos la persona que atienda el parto.
- Dos guantes estériles de plástico para el control del periodo de dilatación.
- Una sonda vesical.
- Un par de guantes estériles para la asistencia del periodo expulsivo.
- Una pinza de cordón estéril.
- Un bisturí estéril para cortar el cordón (sólo cuando se prevea que el parto será domiciliario).
- Un bote con un desinfectante líquido (povidona yodada) para la madre y el recién nacido.
- Una sutura para reparar pequeños desgarros.
- Una compresa estéril para limpiar y envolver al recién nacido.
- Dos paquetes de gasas estériles para proteger el cordón umbilical ya cortado.
- Una pomada o colirio para prevenir evitar las infecciones oculares en el recién nacido.

Tan sólo son necesarios 5€ para salvar una vida y ayudar a un niño a nacer con el cariño de su madre a su lado…

¡Enhorabuena MujeryMadre.org por la gran labor en la que os estáis volcando!

PRIMERA CAMPAÑA QUE INTERACTÚA CON LA MIRADA

Amnistía Internacional ha instalado en Alemania una campaña de toma de conciencia contra la violencia doméstica totalmente innovadora… se trata de un sistema publicitário que cambia la imagen cuando no estás mirando.

It happens when nobody is watching

Este sistema es totalmente novedoso en publicidad, de hecho es la primera vez que se idea algo así, consiste en una pequeña cámara incorporada al sistema publicitário, por ejemplo, en la parada del autobús, que detecta la mirada de los viandantes y muestra la idílica imagen de una pareja feliz pero cuando dejan de ser observados, el hombre muestra su cara más salvaje con una violenta imagen que, por desgracia se repite en muchos hogares de todo el mundo…

tres-366x5001.jpg

dos-370x500.jpg

Solamente se ha instalado uno, en Hamburgo, e inmediatamente ha sido premiado en Cannes…