Médicos Sin Fronteras, ONGD, se encuentra trabajando desde hace ya mucho tiempo en las regiones etíopes dónde trata a 11.800 niños que padecen malnutrición severa. Debido a que en algunas zonas la falta de pluviosidad y la elevación del precio de los alimentos básicos hace que la pandemia del hambre se vuelva a extender por el cuerno de áfrica.

cooperantesblog21072008

Jean Cambry, coordinador de emergencias de MSF, dice que debido a lo extremo de la situación fundamentalmente a lo que se dedican los equipos de MSF sobre el terreno es a intentar paliar la malnutrición infantil que asola estas tierras, ya que la población infantil es la que más se encuentra afectada por la falta de alimentos. Cada dos semanas las raciones de alimentos suplementarios, una mezcla de maíz y soja mezclada con aceite y azucar, es repartida entre la población que está sufriendo malnutrición.

En determinados casos se opta por la distribución selectiva de alimentos, actuación que ha comenzado esta semana en 12 poblados dentro del distrito de Sirao, en la región de Oromiya. Los equipos de MSF van a donar a la población local 25 kilogramos de alimentos a los 12.000 niñas y niños que están a quejados de malnutrición moderada o que están en situación de riesgo por poder padecerla.

Fuente: MSF