Celebrado el día internacional de los pueblos indígenas es tiempo de poner sobre la mesa la situación de los índigenas colombianos, a los cuales el desplazamiento forzoso por la guerra que se vive en su país los tiene al borde de la extinción. En colombia hay un millón de indígenas, divididos en 80 étnias, de los cuales 18 grupos están a punto de desaparecer.

blogcooperantes11072008

Anualmente entre 10.000 y 20.000 indígenas son obligados a huir de sus tierras, esto para estos pueblos dónde la cohesión social se basa en los lazos que tienen con la tierra esta situación está resultando fatal. Los desplazados se sienten desarraigados y verse obligados a mudarse a la gran ciudad es perjudicial para ellos tanto en lo colectivo como en lo individual.

Cuando a estos indígenas se les obliga a dejar su tierra se viola sus derechos fundamentales. Además a parte de estos aborígenes y grupos humanos se los confina total o parcialmente. Esta situación se ha dado el año pasado en la comunidad Awa, en el grupo Nukak y a los Guayaberos.

ACNUR esta con estas poblaciones colombianas de alto riesgo y les ayuda a reconstruir sus vidas en el momento en el cual han sido desplazados por la fuerza. ACNUR a dotado a estos colectivos en las campañas que está realizando en educación y salud.

En otros países limítrofes también se están dando estos problemas, cómo en el caso de Ecuador, Venezuela o Brasil y todo ello dentro de una estrategia regional para poder hacer frente a las necesidades específicas de la población indígena.

Fuente: ACNUR

Se está produciendo una problema humanitario en la región de Putumayo en Colombia por la necesidad de la población en desplazarse según los informes que están llegando a los organismos internacionales. En concreto han sido seis organizaciones no gubernamentales las que han puesto sobre la mesa este problema.

blogcoooperantes17072008

El informe ha sido publicado en Bogotá el pasado jueves y sus fuentes son los descubrimientos que ha realizado una misión que tenía como objetivo el ver sobre el terreno la región colombiana de Putumayo. En este trabajo de campo también ha participado como observador ACNUR.

El informe pone de relieve que el movimiento migratorio de la población es forzado y también afirma que hay una ausencia total de garantías por parte de esa población para revindicar derechos básicos dentro del contexto de los derechos humanos. La situación viene dada porque esta zona colombiana se encuentra inmersa en el conflicto entre el gobierno y la guerrilla lo que ha traído como consecuencia la militarización del área.

Fuente: ACNUR